sábado, 23 de julio de 2011

Serie Completa: El Salmo 23


Los salmos son "cantos" que han acompañado a Israel a través de la historia, aplicándola en el tiempo a sus circunstancias, así de victoria o cautiverio, no olvidemos el "Holocausto Judío" en los que éstos se han convertido en himnos de esperanza.



En la cristiandad, la iglesia primitiva se apegó a los salmos como himnos en sus servicios para defenderse de las alabanza espontáneas muy a menudo heréticas que derivaban de la originalidad de sus "creadores", al parecer sigue siendo la misma situación hasta ahora pero con muy poco o nulo apego a los Salmos, solo algunos se preocupan por cantar lo que es una alabanza agradable a Dios frente a la gran mayoría que hace uso de palabras dulces y "divertidas" que placen al oido y las emociones de los hombres.

De El Salmo 23 cabe mencionar que no solo sigue siendo influencia sobre los cultos religiosos, sino en la mente de una nación como identidad de su fundación, tal es el caso de los Estados Unidos de America, aunque de fundadores puritanos, ahora como canto solemne que acompaña a la nación en sus circunstancias.

El Salmo 23 está presente en la mente de quienes alguna vez en su vida han tenido que lamentar la muerte de un ser querido o muy cercano, pero a la vez dentro del pueblo de Dios, ha sido parte de la enseñanza hasta en cierta forma catequista de los hijos de las familias cristianas, personalmente asi lo fué, como lo ha sido con muchos de nosotros, los que hemos crecido dentro del ambiente y de la educación cristiana.

Sin embargo es necesario interpretar de una forma concienzuda este Salmo tan importante, para cambiar nuestra forma de enseñar con el proposito de llegar más allá de un simple aprendizaje de palabras lamentablemente huecas, religiosas, y de vanas repeticiones, para hacer eco en el corazón, hacer comprender de una forma real, las verdades que NO están ocultas para los hijos de Dios, para vivir de la forma como nuestro mismo Pastor, Padre, Proveedor, Restaurador, Protector, Salvador, quiere que vivamos.

Benjamín Lázaro Osnaya



Jehová es mi pastor

Jehová es mi pastor; nada me faltará.
En lugares de delicados pastos me hará descansar;
Junto a aguas de reposo me pastoreará.
Confortará mi alma;
Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;
Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
Y en la casa de Jehová moraré por largos días.


"Esta es la perla de los Salmos, cuyo fulgor puro y suave deleita los ojos; una perla de la que el Helicón no tiene de qué avergonzarse, aunque el Jordán la reclama. Se puede afirmar de este canto deleitoso que si su piedad y su poesía son iguales, su dulzor y su espiritualidad son insuperables.
La posición de este Salmo es digna de que se note. Sigue al veintidós, que es de modo peculiar el Salmo de la cruz. No hay verdes prados ni aguas tranquilas antes del Salmo veintidós. Es sólo después de que hemos leído «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?» que llegamos a «El Señor es mi pastor». Hemos de conocer por experiencia el valor de la sangre derramada, y ver la espada desenvainada contra el Pastor, antes de que podamos conocer verdaderamente la dulzura de los cuidados del Pastor.
Se ha dicho que lo que es el ruiseñor entre los pájaros lo es esta oda entre los Salmos, porque ha sonado dulcemente en el oído de muchos afligidos en la noche de su llanto y les ha traído esperanza de una mañana de gozo. Me atreveré a compararlo también a una alondra, que canta al remontarse, y se remonta cantando, hasta que se pierde de vista, y aun entonces oímos sus gorjeos".

Charles Haddon Spurgeon



Escuchar en línea



1 - Jehová Es Mi Pastor


2.- Las Responsabilidades Del Pastor


3.- El Pastor De La Casa


4.- Yahveh Yireh


5.- A Quien Iré


6.- Amor A Su Nombre


7.- El Valle de Sombra y de Muerte


8.- Tu Vara y tu Cayado


9.- Aderezas Mesa


10.- Andar con Dios